¿Conoces la cueva glaciar más grande de Europa?

La cueva glaciar de Scarisoara, situada en Garda de Sus (Rumanía), es la cueva glaciar más grande de Europa, que alberga el segundo glaciar más grande del mundo, detrás del Eisriesenwelt (Austria), además de ser la cueva glaciar más antigua del mundo.

Garda de Sus es un pequeño pueblo situado en los montes Apuseni, cerca de Scarisoara. Para llegar al glaciar es necesario subir una estrecha carretera hasta casi lo más alto de la montaña. Aunque el camino es complicado, las vistas merecen la pena. Sin embargo, cuando fuimos, en febrero, había tal cantidad de nieve que la carretera se volvió incluso peligrosa.

Como anécdota os contaré que, nada más empezar la subida, chocamos con un coche que bajaba y al frenar resbaló con el hielo de la carretera. Bien es cierto que el coche conducía demasiado rápido para ser una carretera helada de un único carril. Pasamos más tiempo del deseado en comisaria, con un policía que no hablaba ni una pizca de inglés. Como consejo: si alquiláis un coche en Rumanía, o en cualquier otro sitio, siempre, siempre llevadlo asegurado. Y tened especial cuidado conduciendo por Rumanía si vais en invierno y las carreteras están heladas, porque conducen bastante deprisa.

284

Volviendo al glaciar, para acceder a él hay que subir la carretera de un carril hasta un espacio en el que se puede aparcar y donde se ve el primer cartel que indica el lugar donde está el glaciar.

El glaciar es uno de los más famosos atractivos turísticos de la región de Scarisoara, junto con el castillo de Bran. Está situado a 105 metros de profundidad y 1165 m.s.n.m. La cueva tiene unos 4.000 años de antigüedad, y la placa de hielo que forma el glaciar unos 75.000 metros cúbicos de volumen, aunque debido al cambio climático y al calentamiento global, el hielo comienza a derretirse.

La cueva fue descubierta en el año 1863 por el geógrafo Adolt Schmididi, quien realizó el primer mapa sobre esta; aunque se piensa que se formó durante la Edad de Hielo.

Cuando fuimos a verlo decidimos pasar la noche allí y reservamos una casa en lo alto de la montaña, con unas vistas espectaculares de la nieve y de las montañas de alrededor. Visitamos el glaciar por la mañana, porque por la noche, además de no ver nada, es demasiado peligroso.

213

Para llegar tuvimos que caminar a través de la nieve, que estaba bastante honda, por un camino poco marcado. Llegamos hasta una caseta, en la que se venden los tickets para la visita y donde empieza la visita guiada. Con la cantidad de nieve que había, en febrero no había visita guiada, pero tampoco te cobran por entrar.

Para acceder a la cueva hay que bajar unas empinadas y estrechas escaleras, que luego hay que subir de vuelta. Algunas partes de las escaleras están heladas durante todo el año, no solo en invierno, por lo que es necesario agarrarse bien para no caerse.

Dentro de la cueva es invierno durante las cuatro estaciones, aunque es accesible también durante todo el año.

Nada más bajar las escaleras encontramos una enorme sala, conocida como el Gran Salón, de unos 80 metros de ancho y 100 metros de largo, recorrida por una plataforma de metal que facilitan el acceso a toda la sala rodeando el glaciar. A través de la plataforma se puede llegar también a una segunda zona, conocida como La Iglesia, en la que las más de cien estalagmitas que se levantan desde el suelo y que están iluminadas de forma natural con reflejos en tonos azules, se llevan todo el protagonismo. A esta zona no se puede acceder, hay que observarla desde la plataforma, pero impresiona como si estuvieses entre las estalagmitas. Además de estas dos salas, hay otros espacios conocidos como la Gran Reserva, la Galería de Coman y la Pequeña Reserva, a los que solo pueden acceder personas expertas y acreditadas.

Además de la amplia historia que tiene la cueva por sí sola, se han formado leyendas a su alrededor. En Garda de Sus se cree que la cueva tenía dos cuencas de agua mágica, y que si te arrodillabas ante estas cuencas, metías la cara en ellas y bebías su agua, cualquier deseo que pidieses se hacía realidad, siempre que nunca contases el deseo que habías pedido y lo mantuvieses en secreto.

En la cueva también se dice que fue encontrado un esqueleto prácticamente entero de una rupicabra.

rupicabra
Imagen: Flickriver

La cueva de Scarisoara, la cueva glaciar más grande de Europa, es visita obligatoria si vas a Rumanía y pasas por la zona.


2 respuestas a “¿Conoces la cueva glaciar más grande de Europa?

    1. El sitio es precioso, la verdad!! Y el camino hasta la cueva cuando esta nevado es increíble 💜 Yo también creo que está cerrado porque están escondiendo las cuencas 😜

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s