Mayra, de ‘Brújula Viajera’: “Antes me daba miedo el mismo hecho de estar sola, pero una vez lo superas te sientes feliz contigo misma”

Mayra tiene 29 años, es de Lima, Perú, y se ha recorrido casi todo su país viajando sola. Aunque ha recorrido casi todo el territorio (menos Tacna y Moquegua), afirma que todavía le quedan muchas cosas por descubrir de su precioso país.  

Estudió Ciencias de la Comunicación, y se especializó en Marketing Digital. Lleva la cuenta de Instagram ‘Brújula Viajera‘ con más de 5.000 seguidoras y seguidores. Nos cuenta que es una persona muy decidida, que cuando quiere algo, simplemente va y lo hace.  

Para empezar, preguntamos a Mayra como se definiría a sí misma más allá de su edad, ciudad de nacimiento y sus estudios. Nos confiesa que es una persona libre, decidida, soñadora… gracias a viajar:“Me defino como una persona libre, el hecho de viajar me hace encontrarme a mí misma. Soy una persona decidida que sabe lo que quiere. Me encanta fotografiar, plasmar en una imagen lo que mis ojos ven y guardarlos como un recuerdo bello de lo que vivo. Mi gran meta es trascender en la vida, que mis seres queridos me recuerden por ser una persona soñadora, luchadora, y llena de recuerdos de viajes”.  

Su primer viaje sola fue a Cerro de Pasco, en Perú. Fue solo un fin de semana para conocer un bosque de piedras de la zona y cuenta que, a pesar del frío que hacía, vivió una completa aventura: “me perdí, me cansé, me preocupé y tiré dedo por primera vez” (hizo autoestop por primera vez hasta llegar a la carretera). Cuando le preguntan qué puede contar sobre sus viajes siempre cuenta esa anécdota de su primer viaje sola, que fue una aventura en sí mismo, y que la animó a seguir viajando sola.  

Mayra piensa que siendo mujer es, lamentablemente, más difícil viajar sola que siendo hombre, ya que vivimos en una sociedad machista en la que a las mujeres nos ven más vulnerables; y en la que muchas veces no se respeta nuestra tranquilidad.

Antes de empezar a viajar sola, tenía miedo precisamente de estar sola, de sentirse sola; pero una vez lo hizo superó su miedo y desde entonces se siente feliz y en paz consigo misma. Relata que le encanta la independencia y la libertad que le proporciona viajar sola: ponerse sus propias reglas, su propio ritmo, y sobre todo, conocer gente nueva con la que compartir experiencias y la pasión por viajar.

Aún así, siempre que viaja sola siente algún miedo, a que le roben, o a que durmiendo en algún hostal entre alguien que quiera hacerle daño, que, aunque es inevitable, ha aprendido a superarlo, lo ha hecho suyo, y ahora sabe viajar manteniéndose segura y siempre con precaución, aunque disfrutando al máximo. Nos cuenta que para superarlo siempre se muestra segura de sí misma hacia el resto, aunque tiene que hacer especial esfuerzo en creérselo ella, porque si no se lo cree, el resto tampoco lo hará.

Cuando la gente ve que Mayra viaja sola se sorprende, sobre todo las personas locales de Perú. Siempre le preguntan dónde están sus amigas, amigos, enamorado, alguien que la acompañe. En Perú, como en casi todo el mundo, todavía sorprende que una mujer viaje sola. Ella responde que siempre viaja sola, que le gusta y que es mejor para ella, nadie le dice lo que tiene que hacer; y al fin y al cabo, nunca está sola porque siempre se cruza con muchas personas en el camino.

Sin embargo, para ella, viajar es una terapia para sentirse bien. “Yo empecé a viajar mucho porque hace un tiempo sufría de depresión y busqué algo que me ayudara a encontrarme a mí misma y superar mis miedos, a ser independiente y a aprender a cuidarme a mí misma. Entonces encontré que viajando sola lo podía hacer, descubría muchas cosas, culturas, costumbres, gente, paisajes, cosas que llenan mucho a mi corazón y que ahora hacen que sea una persona totalmente distinta a la que sufría esa enfermedad”.

Para terminar, preguntamos a Mayra qué les diría a todas las mujeres que aún no se han atrevido a viajar solas. Nos responde que simplemente no tienen que pensarlo demasiado y lanzarse a hacerlo. Que no esperen mucho y que disfruten de la vida sin darle muchas vueltas, pero siempre cuidándose a sí mismas. Así es como se aprende y se entiende que todas tenemos ansias de libertad y que podemos conseguirla viajando. Que suelten sus alas.

Así que, si eres una viajera que aún no ha dado el paso de lanzarse a viajar sola, haz caso a Mayra y suelta tus alas para disfrutar de la libertad y la felicidad que te da descubrir millones de cosas, personas, costumbres… nuevas, y sobre todo, de conocerte y aprender de ti misma.

Este mes de marzo Mayra se va a Argentina, su primer viaje sola fuera de Perú. Puedes seguir sus increíbles aventuras en su Instagram o en su página de Facebook.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s