Machupicchu ‘Low Cost’: 9 secretos imprescindibles para visitar la ciudad perdida

Machupicchu es uno de los lugares más visitados a lo largo del año por millones de turistas desde que fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1983. Pero la ciudad perdida de los incas puede visitarse de forma muy distinta si se busca aventura o un plan más relajado, por eso conocer diversos secretos imprescindibles para visitar la ciudad perdida de forma ‘low cost’ puede ser muy útil.

Aguas Calientes es el pueblo donde se encuentra la ciudadela de Machupicchu, y solo hay dos maneras de llegar a allí: en tren o caminando. Es decir, no existen carreteras que lleguen hasta Machupicchu, y eso complica llegar a Aguas Calientes.

Hay dos compañías de trenes que llegan hasta Machupicchu, que son IncaRail y PeruRail (son empresas chilenas que ostentan el monopolio del único transporte que da acceso a la ciudadela), pero si no eres de Macchupichu, los precios de estos billetes son caros (unos 45 euros por trayecto, aunque hay descuentos en las páginas web de cada compañía).

Pero si no quieres gastarte esa cantidad de dinero y buscas aventura, tienes otra opción: coger una combi (minibus) desde Cusco hasta la hidroeléctrica (unas 4 horas de trayecto) y caminar desde la central hidroeléctrica hasta Machupicchu por las vías del tren (unas 2 horas/2h30 aproximadamente).

La hidroeléctrica se encuentra junto a la ciudad de Santa Teresa, situada a 1.511 m.s.n.m. (es decir, desde Cusco hay que descender mucho), que es la puerta hacia la selva. Desde Santa Teresa puede hacerse la excursión de cuatro días a Choquequirao, el ‘nuevo Machupicchu’ peruano, que fue descubierto hace pocos años y que todavía no tiene gran turismo debido a la dificultad para llegar hasta sus ruinas.

El camino desde la hidroeléctrica hasta Aguas Calientes (también conocido como Machupicchu pueblo) es una ruta sin grandes pronunciaciones, llana y accesible. Es necesario tener precaución ya que las vías del tren por las que se camina no están abandonadas, es decir, cada día pasan varios trenes por las mismas.

Estos son los 9 secretos que debes conocer antes de visitar la ciudad perdida:

1. Contratar solo la combi

20180108_163700

En muchas agencias te van a vender un viaje organizado, con todos los hostales reservados y las entradas a Machupicchu. Pero si quieres ahorrarte un dinero, puedes contratar tan solo el viaje de ida y vuelta en bus desde Cusco hasta Santa Teresa (en la plaza de Armas hay una agencia en la misma puerta que el restaurante Cava Mora que te cuesta 60 soles, es la más barata que he encontrado y su servicio es bueno; salen a las 8 de la mañana y tienen distintos horarios de vuelta desde la hidroeléctrica, desde las 17h hasta las 18h). La entrada a Machupicchu se puede adquirir online o en la oficina física del Ministerio en Cusco.

2. Visitar la cascada de Mándor de camino a Machupicchu

20171009_144717

La cascada de Mándor se encuentra dentro de los Jardines de Mándor. En la ruta hacia Machupicchu, unos 40 minutos antes de llegar al pueblo caminando, hay una desviación en la que pone Jardines de Mándor. La cascada se encuentra a unos 30 minutos caminando desde las vías del tren, y merece la pena verla. Además, en los jardines hay distintos tipos de plantas y vegetación únicos de la zona, así como aves características de la selva.

3. Al llegar de la caminata, disfruta de los baños termales al aire libre de Machupicchu

aguastermales

Una vez en el pueblo, puedes relajarte en los baños termales públicos de Aguas Calientes, que se sitúan en la zona superior de la localidad. Estos baños son muy característicos, ya que disponen de un bar y puedes pedir ‘chelas’ (cerveza) y todo tipo de bebidas. Los baños están ambientados con música, disponen de 4 pozas distintas y el precio oscila entre los 20 soles para las personas extranjeras (5 euros), las nacionales 10 soles peruanos (2,5 euros) y las locales 5 soles (1,3 euros).

4. Sitios para comer

20170625_160423Aguas Calientes es un pueblo muy turístico, y esto se puede ver claramente en el centro neurálgico de la comunidad. La plaza principal y las calles más céntricas tienen todo tipo de variedades culinarias y terrazas acogedoras para las personas que la visitan. El restaurante Inka Wasi ofrece platos selectos y una decoración única, y puede ser una gran opción para una comida más elaborada. Pero también hay opciones más baratas, como por ejemplo el mercado de Machupicchu, situado junto al río a un minuto de la plaza principal. El mercado es la mejor opción para desayunar y para comer platos típicos, con menús de 10 soles (unos 2,60 euros), en los que se incluye un plato principal acompañado de la famosa chicha morada (bebida típica peruana). No se debe confundir este mercado con el mercado de artesanías que se encuentra en otra parte de la localidad y está a cielo abierto. Además, dicen que la pizza de Perú es de las mejores del mundo, ya que se realiza con hornos de piedra y con la altura las pizzas se hornean mejor.

 

 

5. Conoce la parte menos turística

20170625_150452.jpg

Si cruzas el río que pasa por Aguas Calientes, puedes conocer la parte menos turística y más real de la localidad. Allí encontrarás bares más locales y puedes pasear por sus calles.

6. Sube andando a la ciudadela

20190220_031301

Para subir a la ciudadela de Machupicchu, puedes hacerlo en bus desde Aguas Calientes o caminando. Normalmente se generan grandes colas para coger los buses desde las 6 de la mañana, con lo cual una buena forma de subir es ejercitar las piernas y subir los escalones que llevan hasta Machupicchu. Eso sí, te vendrá bien mascar coca e ir a tu propio ritmo, ya que son escalones muy pronunciados y la altura hace que sea más duro subir (se tarda aproximadamente una hora). Además, así te ahorrarás los 16 dólares del bus.

7. Las mejores vistas al principio

machupicchu

Una vez que entres a la ciudadela, ten en cuenta que actualmente solo permiten entrar un total de 2 veces para verla. El camino es de una sola dirección, es decir, en cada esquina hay vigilantes que no permiten retroceder. Nada más entrar el camino se divide en dos, sigue por el camino izquierdo que sube hacia arriba. Siempre hacia arriba, y luego bajar. Las mejores vistas se encuentran de frente, es decir, al comienzo del camino.

Puedes subir a la ‘casa del guardián’, y por detrás de la misma hay pequeños escalones en los que sentarse a contemplar las maravillosas vistas que ofrece Machupicchu.

8. Huayna Picchu o Putucusi

20180109_073653

Hay otras opciones desde las que ver Machupicchu. En el interior del recinto de la ciudadela (al que hay que pagar para entrar) se encuentra Huayna Picchu, la montaña más alta de las tres que aparecen en casi todas las fotos. Desde allí se puede tener una vista diferente de la ciudadela de Machupicchu. Putucusi (en quechua ‘montaña feliz’)es una montaña a la que se puede acceder sin pagar nada desde Aguas Calientes, y que ofrece unas vistas desde enfrente de Machupicchu.

Hay otras opciones como subir a la montaña de Machupicchu.

10. Sello en el pasaporte

20170626_085913

A la salida del recinto de Machupicchu se encuentra una mesa en la que puedes sellar tu pasaporte de forma gratuita, con el sello de Machupicchu.

Una vez que has salido del recinto, puedes volver a entrar una segunda vez con tu entrada, y tomarte con más calma el recorrido.

Estos son los 9 secretos imprescindibles para visitar la ciudad perdida y disfrutar de ella con poco dinero.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s